Trucos para elegir las mejores flores para personas enfermas

Cuando una persona querida se encuentra enferma o en el hospital, siempre deseamos hacer todo lo posible por ayudarla. En muchas ocasiones,  no hay mucho que podamos hacer, pero siempre es posible tratar de dibujarles una sonrisa en el rostro que haga que su proceso de recuperación sea un poco más agradable. Para conseguirlo, siempre puedes pedir ayuda a las flores. Unas buenas flores darán siempre un toque de alegría a la habitación de un enfermo, encantarán al doliente y le convencerán de que estás pensando en su bienestar, incluso en el caso de que no puedas estar acompañándole en persona. Sin embargo, también es cierto de que debes escoger las flores más adecuadas para la ocasión si quieres triunfar a la hora de transmitir una sensación positiva. Pero, como esto no siempre es fácil, queremos presentarte algunos consejos que esperamos que te ayuden a conseguir este objetivo sin problemas: Regalar flores para enfermos y darle una dosis de energía positiva.

flores-para-enfermos

-Evita los tonos más lúgubres. Cuando se envía flores a una persona enferma o que está en el hospital, lo que se desea es animar al doliente y transmitirle sentimientos positivos. Por ello, salvo en el caso de que se trate de su flor y color preferidos, te recomendamos que evites regalar flores de tonos lúgubres o que estén asociadas con ocasiones muy solemnes, como pueden ser los gladiolos, las calas o las azucenas. En su lugar, escoge flores alegres que transmitan energía y alegría. Por ejemplo, las flores con tonos amarillos, rojos o naranjas son muy apreciadas para este tipo de arreglos, en especial combinados con delicados rosas o preciosos blancos. Algunas de las flores más adecuadas en este sentido son los claveles, las margaritas, las gerberas, las rosas o los lirios de diferentes colores, entre otros muchos ejemplos.

-Intenta escoger flores que no sean muy fragrantes. Esto es especialmente importante si la persona enferma tiene problemas estomacales o sufre cualquier mal que pueda afectar a su consumo de alimentos. El olor de las flores puede afectar negativamente a las personas enfermas y aumentar su malestar, especialmente si se encuentran en el hospital, pues su fragancia se mezcla con otras para crear un olor que puede distar mucho de ser positivo. Por lo tanto, trata de escoger flores cuya fragancia no sea demasiado fuerte, como es el caso de los claveles, las margaritas, los girasoles y las gerberas, entre otras posibilidades. En todo caso, ten este factor en cuenta y trata de escoger especies con las que no corras el riesgo de agravar su malestar.

-Opta por flores resistentes que duren el mayor tiempo posible. Cuando una persona está enferma, no quiere tener preocupaciones adicionales. Esto ocurrirá si reciben flores o plantas que necesiten muchos cuidados. Además, sin duda querrás que su misión como forma de animar y alegrar a la persona enferma dure lo máximo posible, por lo que no te recomendamos escoger flores que se mueran pronto o cuya resistencia en óptimas condiciones sea escasa. Por ello, te recomendamos que elijas especies que, en un principio, puede que no sean tan vistosas como otras, pero que aguantan fácilmente mucho más tiempo sin problemas. Entre ellas se encuentran los claveles, las rosas, las margaritas o las gerberas. ¡No dudes en recurrir a ellas!

flores-para-enfermos-02

En todo caso, no te agobies demasiado. Lo que cuenta siempre es la intención y los buenos deseos que quieres transmitir con tu presente. Y, si tienes alguna duda, la mayoría de las floristerías tienen servicios de asesoría donde se te prestará toda la ayuda que necesites sin ningún problema. En todo caso, no dejes de recurrir a ellas. Sin duda, darás una gran alegría a alguien que lo necesita.

Be the first to comment

Leave a Reply

Tu dirección de correo no será publicada.


*